Saltar al contenido

HABITAR Argentina apoya el proyecto de ley presentado por la Unión de Trabajadores de la Tierra

En el marco del plenario mensual que realiza HABITAR Argentina, integrantes de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) presentaron el proyecto “Fondo fiduciario público de crédito para la agricultura familiar”.

La iniciativa, presentada por el diputado Leo Grosso (Peronismo para la Victoria) con el apoyo de diputados/as de distintos bloques, propone la creación de un fondo que otorgue créditos a las familias agricultoras no propietarias, que estén inscriptas en el Registro Nacional de Agricultura Familiar (RENAF), con el objetivo de  facilitar su acceso a la adquisición de tierras.

Desde la UTT aseguran que a partir de 2015 el sector hortícola se vio muy afectado por la devaluación ya que los precios de muchos de los insumos que necesitan para producir están dolarizados. “Es una de las peores temporadas de venta de verduras y ahí nacen los verdurazos”, sostuvo Juan Pablo Della Villa, integrante de la organización.

La UTT trabaja con pequeños/as agricultores/as de distintas provincias (Buenos, Aires, Tucumán, Santiago del Estero, Jujuy, Corrientes, entre otras), la mayoría provenientes de Bolivia. En el cordón que comprende a La Plata, Florencio Varela y Berazategui hay más de 4800 familias organizadas.

De acuerdo a sus propios datos, el 80 por ciento son familias arrendatarias, situación que se agrava porque los contratos de alquiler nunca superan los dos años y eso las obliga a circular. Además, los locadores les prohíben construir viviendas de material, plantar árboles, cítricos o realizar cualquier mejora. Los altos precios de los arrendamientos hacen que el margen de ganancia apenas les permita subsistir. De acuerdo a estimaciones de la UTT, aproximadamente el 15%  de las familias ha decidido regresar a Bolivia en los últimos años.

Además de promover el acceso a la tierra, el proyecto busca que las producciones sean agroecológicas: “Con la agroecología podemos abastecer el mercado interno de la Argentina. Lo estamos haciendo, lo estamos demostrando”, afirmó Della Villa y agregó que desde hace más de 10 años la UTT trabaja para cambiar esos sistemas de producción, pero para ello es necesario contar con tierra propia. Por otra parte, también construyeron sus propios espacios de comercialización: una colonia agrícola en Jaúregui, una biofábrica donde generan bioinsumos ecológicos y más baratos, entre otras. Para Della Villa, “la transformación a la agroecología no la tiene que dar sólo el productor, sino el conjunto de la sociedad que apoye esa producción”.

HABITAR Argentina avala el proyecto de ley y exige su efectivo tratamiento. En el Consenso Nacional para un Hábitat Digno, señala que “es necesario contar con políticas públicas de subsidios y de créditos que permitan el acceso a la tierra a las familias trabajadoras del campo. Además, debe reglamentarse que del total de recursos que recibe cada jurisdicción se destine como mínimo un 10% a programas de viviendas rurales, especialmente para agricultores familiares en sus lugares de residencia”.

Fotografías: Gentileza del Departamento de Fotografía de la Dirección General de Comunicación Institucional - Senado de la Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *